"carnal me gusta el alma y con alma la carne", lezama lima

31 de julio de 2008



And I know when time
will pass by slow
without my heart
what can I do
you're in the halls
the bell gives way to a larger swell
without my heart
what can I do, oh
wroclai

and we grow fat
on the charms of our idle dreary days
seen the shadows grow
see an ominous display
with no alarm
could we say we'd have expected this way
under stars have died
give incent to play
wroclai

Rola: Mount Wroclai (Idle Days), Beirut
Interpretación: Operation Bumblebee
Vacaciones infantiles,
Kinich Ahau, Emiliano Zapata, Cuernavaca:
fuerte olor a naftalina,
frío piso de cerámica encerada,
alfombras grandes y pachonas,
humedad sin sales en la pared;
comparto aliento de niña con hocico de dálmata;
chapuzón,
entrega sin tregua al agua,
los días entretejidos no duraban nada,
se perseguían gatos, pasteles se cocinaban,
orquídeas en recónditos recovecos, tocarlas a hurtadillas;
rojita y rasposa la nariz,
rojos y raspositos los hombros;
Manuela gritando ¡Consueeeeeeelo!
Alberto gritando ¡Consueeeeelo!
Tikal --el loro-- gritaba también ¡Consueeeeelo!,
y Consuelo -- mi madrina-- se hizo mezzosoprano.

30 de julio de 2008

carnal me gusta el alma
y con alma la carne

b. brecht
Este cuaderno cibernético desaparecerá un día con todas las palabras. Mientras eso ocurre, quien esto escribe lo llenará para que todas le cueste trabajo a este o a la desaparición. O será fácil o será sin querer. Construir es más difícil que destruir. Vivir más tardado que morir. Cuesta producir lo bello; sale barato lo feo.

Lo útil puede ser simple, pero requiere su esfuerzo. Podemos hacer esfuerzos vanos en realizar lo inútil, ¿para qué?

Somos gente complicada. Tenemos placeres extraños, y las neurosis varipintas reinan en los territorios que habita la especie.

La humana acondiciona infinita la posibilidad, pero se vuelve incierto el modo en que procede para hacer propicia su estancia.

Prolifera lo superficial, lo que daña, lo que hunde... un tanto más en proporción de lo que cura, lo que saca y hace flotar desde lo más profundo.

Hoy, otra vez, peleo contra mis pequeños molinitos personales. Nomás para seguir viva. Al rato, quién sabe, estaré más o menos incómoda con lo de alrededor.

Voy a de donde vengo. Voy de pisa y corre a de donde pasé la noche. ¿Para qué? A firmar que recibo un dinero que no recibo. ¿Por qué? Por que antes recibí un poco y después, se promete, recibiré más. ¿Por qué? Porque hice un trabajo inmenso con datos y datos y datos y datos, y se movieron los datos y ya fue muy difícil componerlo todo. Faltaba tiempo y no se pudo más que obviar lo que se había hecho.

Cuando regrese de a donde iré ora que vaya, volveré a trabajar con datos y datos y datos y datos inútiles de otros que los reclaman. Nada que sirva, nada fundamental, nada que propicie la vida. Datos para enmascarar realidades, obliterarlas. Datos para justificarnos. Datos por dinero.

Yo podría renunciar ora mismo, rebelarme contra esta estulticia general en la que nos metemos a veces algunos tontos. ¿Qué máquinas hacemos engranar, y para qué?

De esfuerzos imbéciles a inútiles se llenan las oficinas, los informes, los reportes, las casas, los sacos, los portafolios, las mochilas, las escuelas, los libros, los archivos, las cabezas, los corazones, los cuerpos....

Y luego se despedaza la gente definiendo, defendiendo, atacando al arte por el arte, al arte social, el arte político. Por inútil, por planfetario, por necesario, por retroactivo...

De entre lo inútil habría que hacer listas, nuevas bases de datos... para encontrar claves del olvido, la renuncia.

Yo detesto esto que hago por dinero. Pero entiendo las razones por las que me desvelo en la calle, bajo la lluvia, con algún compañero, o me quedo a dibujar con los lápices de colores nuevos, o me encierro a viajar con mis lecturas, o camino nomás por caminar, converso o cocino con mis amigxs, o hago el amor con un ser bello sólo por el placer de sentir en el cuerpo que vivir es atender, observar, aceptar, inventar, cooperar, contemplar, construir, andar.

Esta bella ángel es mi mejor amiga, regalo que me da la vida.
Foto: Jorge Claro.

29 de julio de 2008

28 de julio de 2008

Los tenis del deseo están gastados; no correré tan rápido esta vez, olfatearé el hueco cóncavo de la posibilidad.

El ojo es un músculo y una ventana.

Ejercicios para el abrir y cerrar, aceptando a otros ojos salir y entrar: danzar la mirada en ochos infinitos, hasta que llegue la calma del viento a algún punto concéntrico del alma --no sé, tal vez el corazón--.

Clara la sensación, cálida. Cálidas las palabras, claras. Los actos sin confusión.

El amor, órgano y casa.

Ejercicios para el abrir y cerrar, aceptando al otro órgano salir y entrar: danzar los cuerpos sin coreografía ensayada, hasta que llegue el temporal a todos los puntos sin referencia en el mapa.

Repliegue del ejército de corazones abiertos en zig-zag.

Ante la incertidumbre, imposible seguir dudando. Camina. El día durará lo que siempre o más
y la noche será otra vez sin tregua, una increpación a tus acciones impensadas.

Amanecer al lado, de lado.

La paciencia es alfombra de uso rudo. Mi cabeza, nudo. Mi corazón, flujo.

Pronto escribiré de día, sobre papel, sobre mis piernas, recuperando algo y todo eso que perdí
una vez en alguna de las calles que caminé en triste.

Más tarde que temprano recobraré el aliento ese con que mis zancadas infantiles me llevaron a la gama de los rojos, los verdes, los azules y amarillos, y no existía el vértigo ni el empalague,
el miedo, la duda, la culpa, el pasmo ni el espasmo.

Mirar pa'lante y echar el cuerpo atrás lentamente con cierto impulso. Volarme la barda.


MC Gasper, de la FE Crew... desde Salta, Argentina.


Efigênia Ramos Rolim es una mujer de 74 años que nació en un pueblo de Minas Gerais, Brasil. Vive hace 15 años en la ciudad Curitiba (Paraná), Brasil, para donde se mudó con sus nueve hijos y un marido enfermo. A los 60 años, después de haber enviudado y criado sus hijos, se transforma en una artista popular. Su mudanza personal sucede en un momento de desasosiego, cuando ve un objeto brillante tirado en la calle, y lo confunde con una joya. Lo toma del piso y descubre absorta que se trata de un papel de caramelo.

Efigênia se ve reflejadaen ese papel. La poetisa aflora. Se decide vestir con los restos de los papeles de caramelo que la gente tira en el piso. Así comienza sureinado. La reina del papel de caramelo.

Director de la película: Sergio Mercurio
Director de cámara y fotografía: Juan Pablo Urioste
Fotografía fija: Pablo González
Edición: Ana Fraile
Música original: Edith de Camargo
Post-Producción de sonido: Leandro Sabino
Entrenador doblaje: Gerardo Saavedra
Doblaje: Ieldis De la Serna
Traducciones: Carlos Bonfin y Rodolfo Salomón
Afiche: Aurelio Valdéz
Realización DVD: Adrián Steinsleger

24 de julio de 2008

Me gusta vivir, sentirme viva, reconocer cómo observo el mundo, admitir que me dejo sorprender por lo más precario. A veces pierdo el rumbo; soy distraída y me tropiezo. Cuando me siento alicaída, a veces, aflojo todo y hasta se me desabotona el alma del cuerpo. Pero bastan 2, 3 leves movimientos de autoreivindicación para enrielarme y echar a andar de nuevo. Me gusta darme cuenta que esos movimientos son simples. Confieso que a veces he despreciado la vida lo mismo que culpado a todos y todo de lo mierda que me hacen sentir. Esos son ratos de abatimiento que duran según; son los ratos de no encontrar sentido, futuro, camino, lugar; de la ansiedad, el desespere. Pero creo que, sobre todo, son de gran inquietud provocada por el ratón que camina la rueda de la culpa. Y estoy cansada y asqueada de ella. A mí me gusta vivir, gozar. Los pequeños deleites: comer, caminar, sentir frío al amanecer, bailar, ver cómo se ve la tarde cuando llueve y hace sol; ir al cine y salir satisfecha; escuchar una linda música, tener nobles conversaciones con amigos respetados o admirados; jugar con cualquier niño; poder compartir lo que sé, que me compartan los otros sus saberes. Me gusta cocinar para otros, deleitar a otros, hacer que otros se sientan bien. También me gusta discutir, debatir, argumentar hasta subir los deciveles. También me gusta pelearme de juego, como cachorros, con el cuerpo. Imitar a otros, burlarnos de nosotros mismos, entre nosostros mismos, cabulear, satirizar un poco. Me gusta cuidar y atender a los amigos que lo necesitan; que se sientan con la confianza de pedir de mí lo que se imaginan que puedo ofrecerles. Me gusta vivir. Y hay muchas cosas de esta vida que me desagradan, pero creo que hay que lidiar con ellas, ya sea combatiéndolas, ignorándolas, evitándolas o tratando de transformarlas. La primera: yo no quiero vivir sintiendo que estoy jodida porque el sistema, o el lugar donde me tocó nacer o vivir. A mí me late que, aunque las explicaciones metafísicas no son muy buenas para las buenas conciencias científicas, aparecimos en un lugar x y estamos hoy y aquí por que o nosotros llegamos solitos o el destino nos trajo. No hay nada escrito de antemano. No tenemos más opción que enfrentar el hecho de estar hoy y aquí con lo que hay, y vale más meterle codo, diente, corazón y manos que dejarse avasallar por la tristeza, la enfermedad, la angustia. Vengo de una estirpe en la que hay hipocondria, depresión, ansiedad, miedo y frustración. Sí, ya sé que tienen muchas otras cosas bonitas, como el arte y la solidaridad. Pero yo no quiero reproducir ese patrón. Ahora estoy librando una batalla adentro de mi misma. Vamos bien. Me siento alerta, dispuesta, atenta, constante. Quiero seguir con la musiqueada, la bailoteada, el parloteo, el chou, los dibujos, las letras, las texturas, los aromas, las imágenes. Voy para allá. Con permisito...

18 de julio de 2008

He pasado horas de trabajo intenso bajo el rigor del sol haciendo un hoyo muy grande en la arena.
Pude combatir la persistencia de las olas acercándose, cada vez más, porque predije el alcance que tendrían después de observarlas toda la mañana. Además tampoco me estaba importando el futuro o la permanencia del agujero. Yo lo que quería era horadar la tierra, aconcavar un espacio, hacerme un huequito en el que cupiera. También quería una tina playera.

Saelo, uno de mis compañeros de viaje, nos veía a mí y a mi compañero de nimia empresa con cara de qué-güeva-me-da, y se tiró pierna suelta sobre la hamaca. Como nosotros íbamos y veníamos, con pala y cubeta, por la botana y la bebida, a platicar y a tomar un poco de sombra de vez en cuando, intercambiábamos con él algunos comentarios.

Él dejó clara su posición: le parecía estúpido que invirtiéramos toda la energía de un día de las vacaciones en hacer un hoyo que al final terminaría por desaparecer. Nosotros de todos modos lo íbamos a hacer, eso no estaba a discusión. Pero yo, necia de las argumentaciones que soy, trataba de hacerle comprender el valor que tienen ciertas acciones que buscan directamente la creación de lo efímero. Le hablé del placer de hacer por hacer, como si se tratase del arte por el arte. También le dije que, desde otra perspectiva, era útil en el sentido de propiciar una interacción social entre dos seres que se aman, sin que hubiera como última finalidad la utilidad; que en todo caso era un bocadillo para el amor.

Él preguntaba, "¿por qué no lo hacen más para acá? Al menos así durará toda la semana que vamos a estar por acá. "Porque la arena es diferente allá, es más rica. Además acá no se va a llenar de agua rico, y no tengo intenciones de hacerme tipo barbacoa. Ni de estar al pendiente de un hoyo --mi hoyo-- en la playa toda la semana (como los dueños de auto, cuando lo estacionan por a'i cerca). Y, últimadamente, yo lo que quiero es hacer el hoyo y no convencerte de la conveniencia de hacerlo, si además ni le quieres entrar."

Total, como es de imaginarse, nos divertimos haciendo el hoyotote. Cabíamos más de dos. Al terminarlo, eso sí, no pudimos lograr llenarlo de agua. Pero nos turnábamos para quedarnos ahí sentados y que el otro fuera a llenar la cubeta y refrescarnos un poco. Fue muy divertido y satisfactorio.

Tuve uno de los mejores atardeceres de mi vida metida en el hoyo. Para las 6 de la tarde ya comenzábamos a padecer cierto ardocillo en nariz, hombros y espalda. Saelo nos miraba indeciso.
Hasta que se atrevió a pedirnos cabida. "Al final, qué bueno que sean tan necios y que no se hayan rendido; ¿puedo meterme?"

Todo lo que pasó después fue que la marea subió, como siempre, e hizo desaparecer el hoyo.

Cuando regresaba hoy nocturna y taciturna recordé esta experiencia. Y me sorprendió la claridad con la que recuerdo casi todos los detalles de ese día. Tengo la certeza de que amé más y mejor al Santi por hacer el hoyo conmigo. También de que horadando así la tierra, con el deseo tan unido a la decisión, y la persistencia suficiente, me pulí. Es decir, que fue una de esas acciones con las que labré mi espíritu, me hice un trabajo.

Hay días aciagos en los que mi existencia pierde sentido para mí. Las preguntas sobre la vida se me agolpan en los momentos de duda y de desidia. Pensar me distrae de hacer. Padezco de obesidad mental. Es un mal grave porque de por sí mi clan es muy sedentario. Criada entre gente que tiene en muy alta estima el trabajo profesional, intelectual, universitario, me ha costado muchas lágrimas darme cuenta del valor del no-pensar. Una vez que duró mucho combatí con vehemencia la idea de que se puede no-pensar, y de que eso es muy bueno. Además, yo no sabía cómo no-pensar, y entons no podía no-pensar. No me daba cuenta de cuando no-pensaba. Y son muchas las ocasiones en que cualquiera no-piensa. Yo de por sí que siempre he sido impulsiva y desbordada. Pero lo más que alcanzaba a ver es que hacía cosas sin-pensar no no-pensando.

Bueno, pues el caso, es que desde que recuperé los arte-oficios del dibujar, iluminar, pintar, bordar y similares, al mismo tiempo que mis lecciones del no-pensar, pude ir viviendo en cuerpo y alma --y dándome cuenta, así que en cuerpo y alma significa también conciencia-- la experiencia del no-pensar al mismo tiempo que hacer.

Hacer y no-pensar. Exige concentración y provoca atención. Descansa las emociones, pues se desapegan de la violencia y la velocidad de los pensamientos. No-pensar no resuelve nada, ni es la panacea, pero ayuda bastante porque te entrena, te mantiene en forma la actividad mental.
No-pensar mientras haces algo es buenísimo. Por eso recordé y reflexioné sobre el hoyo playero.

Cuando ilumino y pinto el qué y el para qué no importan mucho. O, en todo caso, las razones las expuse y las tenía claras ese día del hoyo, a mis 19 años. No he de convencer a nadie de nada. Lo producido puede servir o no servir, resultar bello o feo --a según--, durar o no durar. La experiencia de producirlo talla la forma de lo que uno es, que es siempre ser deviniendo, siendo. Pero uno no es cambio siempre, o sea, cambio loco y sin sus reglas, cambiamos según lo que hacemos. Y creo que cambiamos más según lo que hacemos que lo que pensamos. Y también que lo que hacemos no siempre está vinculado con lo que deseamos, queremos o necesitamos.

Muchas de las cosas que hacemos las hacemos porque otros quieren que las hagamos, queremos o necesitamos hacerlas porque otros opinan, aconsejan, recomiendan, exigen, pagan. Las instituciones también nos moldean. La familia, la escuela, los lugares en que trabajamos. Eso es así. Es tan intenso ese modelado que sí termina por modelarlo a uno. Y a veces uno está re-modeladísimo y ni cuenta se ha dado de quién es, o sea de cómo es uno, y de si le gusta su forma o quiere otra, o si se quiere corregir, y por dónde. Y luego, ¿cómo? o ¿habrá alguien para hacerlo con nosotros o es tarea que uno tiene que hacer sólo solo? Vienen las tantas preguntas, y si uno tiene tiempo, necesidad, ganas y deseo, pues entonces se puede dedicar uno a contestarlas. O no, o resulta igual de estúpido que que tantas cosas absurdas que la mente trabaja. Y ahí, pensando y repensando tanto se pierde el sentido.

Encuentro entonces una pequeña herramienta para la autoayuda en esto de conocerse uno a uno mismo solo y en solitito, sin palabras ni discursos de por medio: no-pensar haciendo o hacer no-pensando. Nuestras mentes ilustradísimas se alimentan de discursos, de imágenes. La vida citadina actual es una permanente exposición a medios que nos hacen pensar, nos obligan a recibir, nos taladrean con lo que yo digo que son los mandatos, consejos, recomendaciones, órdenes y deseos de otros. Compra esto, cómete aquello, come futból, come caca. Otros dicen trabaja, trabaja, trabaja, obedece, obedece, obedece. Hazme caso. ¡Bueno, es una vendimia-mandato que no das crédito!

¿Cuántas ocasiones tenemos para fabricar lo efímero? ¿Cuánto tiempo dedica el ser humano en promedio, en un año (¿o una década?), a hacer algo distinto, para sí, que no sea sólo trabajar-obedecer-cumplir-seguir los deseos y mandatos de otros?

Hay pocas condiciones propicias para la constitución de personas autónomas, libres. Me acuerdo de Castoriadis, que por a'i dice que para que una sociedad sea democrática tiene que tener instituciones sociales que favorezcan la proliferación de individuos autónomos.

La ciudadanía plena es aquella en la que en principio los ciudadanos son "dueños" de sí mismos. ¿Cómo podríamos ser "dueños" de nuestra ciudad y su destino si no nos hacemos cargo de nuestros deseos, o sea de nosotros mismos? Me parece que socialmente padecemos el triunfo cultural del productivismo y el utilitarismo. Ahí el éxito del capitalismo. De ahí la necesidad, entiendo yo, de oponérnosle. Hay más acciones que las tradicionalmente consideradas como 'políticas' y 'económicas' para practicar estrategias de resistencia. Encontrar modos de hacer no-pensando y de pensar no-haciendo me parece una de ellas. El reto que encuentro es socializarlas, o sea, elucidar su sentido, explicar su valor. Ya no puedo hacerlo como lo hice con Saelo aquella vez. Ahora es más difícil. Aunque también más entretenido.

.....
¿Será que la escritura podría ser también una suerte de hacer no-pensando? ¿Al menos la escritura automática? Y mi propia escritura ¿no es de por sí rete-automática?

16 de julio de 2008

Se me han subido todas las hormigas al cuerpo por andar demasiado cerca husmeando el hormiguero.

Al mismo tiempo me pasa lo que en aquel sueño: tengo la misión de meter todos los pollitos en un corral, pero son tantos que no lo logro; se alejan de mí, se me caen, se me escapan los que acabo de atrapar. Me piden entonces que cuide a los patos, pero los patos van como tontos nadando en una canaleta que los guiara irremediablemente al molino de agua, en donde morirán por aplastamiento.

Mientras esto ocurre llueve sobre mojado. No traigo el calzado adecuado, los viejos tennis tiene grietas por donde se me cuela el agua. No tengo paraguas ni impermeable.

Cuando sale el sol mi epidermis de lagartija azteca me suplica que la deje reposar. Acepto, descanso. Revolotean en mi cabeza cantidad de pensamientos insecticios. Unos hacen bzzz, otros sólo se estrellan como abejorros tontos contra la corteza dura de mi conciencia.

Me duele la garganta. El tabaco me sabe mal. No tengo tiempo para sentirme triste. Nomás transito.

Había planeado hacer un ayuno de té y pasitas el día de doy, pero pasado meridiano me dio hambre y me cociné una quesadilla con jitomate y salchica de pavo partida a la mitad. Después salí de casa, crucé la avenida por su parte más gorda y peligrosa. Me compré un café; no le puse azúcar. Di dos vueltas idiotas para pasar de refilón por donde trabaja un chico que me gusta. Me sentí más idiota al imaginarme la posibilidad de encontrarmelo. ¿Qué, me lo encuentro y le ofrezco el desastre que soy hoy?

De vuelta en casa estoy chapeteada. Quiero trabajar en la base de datos 1, la aburrida, pero el ánimo no me da. Me disperso con otras cosas. Quiero hacer títeres, pienso. Recuerdo lo estructurada que puedo ser cuando me dedico a lo que me hacer crecer, compartir, crear, soñar, estar con otrxs. Me tomo un vaso de agua inmenso, quiero despertar, pero no puedo.

Escucho unas entrevistas en italiano y entiendo todo. Me sorprendo. Para medirme, pongo un par de poemas en francés. Voy entendiendo más. Con el francés batallo más, necesito diccionario y paciencia, pero me encanta cómo suena. Me recuerdo en mis experimentos de traducción de portugués (que hasta me publicaron en una revista de poesía), y recupero un poco del último pedazo de autoestima que se llevó el pollo más grande. Soy buena con los idiomas. El lunes pasado Santi me pidió que cuando me sienta así recuerde que tengo una mente lúcida y un gran sentido del humor con que combatir el desánimo. Leo un par de mensajes que me apapachan sin saberlo. Me veo aludida en las letras de buenos amigos, y alcanzo un gran respiro.

Estuve mascando la tentación de dormir, pero pude combatirla. No fumé. Tomé mucha agua. Me comí una manzana, y unas pasitas. Observé el dibujo que hice ayer en la madrugada, en la huelga: me encantó. Mi cabeza, ya aquietada, se dispuso a trabajar en la base de datos 1, la aburrida. Urge que entregue resultados, y recién me entero que está de locos conseguir en un par de días toda la información que me falta. Tonta, creí que podía; minimicé los tiempos, y ahora soy otra vez el perrito de Pavlov que le voy dando a conocer al Róber. ¿Por qué opero con la culpa? Odio este patrón de comportamiento. Odio este círculo. Me molesta conocerme así; me saboteo, me pongo trampas, y luego me culpo. ¿Cómo para qué? ¿Cómo salgo de aquí? "Trabaja", me dice la institutriz que me acompaña siempre.

Por fin, me pongo a trabajar. Estoy en eso ya concentrada, cuando me llama la encargada de la base de datos 2, la que no es tan aburrida, pero sí un titipuchal de talacha, aparte de que está llena de errores y omisiones. Y me dice que casi se quiere cortar las venas, que acaba de descubrir unos problemas tremendísimos y garrafales en la última base que le mandé. A mí se me baja toda la sangre hasta los pies, me arde la garganta, se me engarrota la espalda; frunzo el ceño. La quiero revisar en mi compu, mientras hablamos por teléfono, pero la compu se alenta, se traba, se pasma. ¡Maldita sea! ¡Que alguien venga a cantarme un tango! Necesito que alguien venga a burlarse de mí, a hacerme cosquillas. Bueno, no da tiempo, regresa la compu, revisamos las bases. Tiene problemas. Ella está segura que yo moví todo, yo estoy segura de que no. Le propongo vernos mañana en la noche en los Estudios para "resolver" la bronca (la bronca es que "resolverlo" va a llevar su tiempo).

¡Uff! y mañana hay asamblea. Es importante esta porque discutiremos el plan B. Es largo de explicar ahorita. Pero está cabrón, es apenas un poco más complicado que todo lo anterior. La ventaja es que somos muchxs pa' pensarlo-hacerlo. La desventaja es que muchas cabezas a veces no sólo no piensan mejor que una, sino que piensan peor, sobre todo cuando reina la desmoralización. La incertidumbre me inquieta. A lo mejor la única aprehensiva soy yo. Espero. De todos modos sé que mañana habrá harta risas colectivas. Haré de comer, para contentar los corazones. Veré a Tania, y me apaciguaré.

Abue no está en casa, pues se puso más enferma anoche que no llegué. Mi papá vino a verla, pero no la encontró; platicamos, estuvo chido, tomamos té de hierbabuena y salimos a la lluvia chisposa a fumar un cigarro. O sea que siempre sí fumé.

Mi capital global ronda los $60.00 pesos.

Enfrentaré lo que resta del día con agua, I-Ching, una mini-sesión de dibujo a plumas y plumones de colores, mi selección youtubesca de música en inglés. Y encararé a la noche con un par de respiraciones profundas.

Con todo, me siento plena, instalada en la vida, entera, aquí... Gracias al artificio de la escritura, me siento por dentro más naranja que azul. Ha de ser por las hormigas...

Extraño a la Yudi y al Sanx.
Leonardo Toledo
Matrimonio y Mortaja

[Apologética sintética]
Leo artista, leo Leo

A Leonardo David Toledo Garibaldi también le podrían haber diagnosticado el TDAH, Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad; nuestrxs amigxs de Tepoztlán habrían jurado que es un niño índigo. Para mí que sencillamente es de esas personas que tienen los nervios pegados al aire, como sondas, de tal suerte que se les hipersensibiliza la conciencia y la epidermis.

Algunos de estos individuos son tan vapuleados por los sistemas disciplinarios de las instituciones sociales primeras (familia, escuela, clínica u otra religión, etc.) que nomás terminan por convertirse en neuróticos, reprimidos-represores y farmacodependientes frustrados. Otros encuentran terapias alternativas para lidiar con este mundo. Y están los que de diversos recorren el camino de la fuga: el arte.

Leonardo David fue lastimado por lxs artistxs (sepa él quién fue el primero y cuándo), y no le cicatriza la herida. Para distraerse del dolor pasa horas mirando la televisión, viendo todo el cine, todo el video. Observa absorto imágenes que existen, y que no. Inventa sus fotografías años antes. Su cabeza es una linterna mágica. No puedo negar (ni tendría por qué) mi admiración.

Para aguantar la vara --con la que será medido-- transmuta sus vivencias sociales en inventos en solitito; o sea, viene del familiar bar, del fiestón, de la expo, del calor en carretera, de la aburridísima reunión, del amor, del trabajo, y se saca un choro o un poema. O no; o la avidez no lo deja y, apenas descansa el cuerpo y las neuronas, y ya hasta ora anclado a la web, a los sitios de extrañxs que inventan cosas, dichos y otras rutas para el gran escape.

Precisamente porque este mundo no está diseñado para la vida armoniosa de este tipo de gente, este tipo de gente tiene mucha chamba. Esta gente no obedece, no se está quieta, no está conforme nunca, nunca satisfecha. Avidez y corazón rebelde; inteligencia desbordada que no admite presiones productivistas o protocolarias. Se meten en broncas por naturaleza. Increpan a lxs demás porque, por si fuera poco, no tienen pena ni prurito para decir lo que piensan, ser quienes son. Leo a veces se queda callado, pero esas veces es porque algo le da güeva.

Leo, como esta gente, está siempre como que le pica la cola; no puede, no sabe, no quiere estarse quieto. Olisquea, husmea, hurga en todos lares. Estudia esas carreras que le permiten chismear con autoridad, y encima opinar y criticar. A veces es insoportable. No sabe unx cómo, pero de pronto ya siente unx ganas de gritarle y pegarle, y es entonces cuando unx se da cuenta de lo que este artista ha hecho ya con unx, nos ha herido igual, tan contundentemente como le hicieron a él. Puede mirarse como una ruin venganza, un ciclo traumático no superado, pero para mí que es un modo consuetudinario de hacer metafísico parentesco sin sangre ni fluidos de por medio. Lxs artistxs como Leo, vendrían a ser como los zombis, hieren a los vivos para hacerlos iguales... o suyos (todavía no estoy segura de la diferencia).

Hacer-existir como una misma ruta de escape, en lugar del puro aullido, o del existir.Transmutación de la idea a la materia gracias al efecto de ir-haciendo-pian-pianito, poquito de mucho. No poder negar la cruz de una parroquia propia, o de una pesadilla primigenia, un sueño repetitivo, una necesidad de fundamentos. Existir-hacer, ir poniendo la siguiente piedra sobre la que se dará el siguiente paso para cruzar el arroyo. O sea, malestar, esfuerzo, trabajo, padecimiento... lo que le llaman arte, lo que le llaman cultura. ¿Somxs o no somxs todxs la misma especie? ¿Vamos a andar distinguiéndonos con el narcisismo de la pequeña diferencia o de la propia estirpe? La singularidad de Leo como artista es esa permanente convocación a re-ligarnos, re-conocernos, aguzar la memoria detrás de nuestra vanidad, y a hacer ese acto mínimo en la Tierra, para lo que --si acaso-- es que venimos: a dejar huella.

Tal vez fue aquél venado con el que Leo hablaba el que le mordió sin querer el alma. A lo mejor fue más bien una de esas mordidas que nos da la crudita realidá: Leo de 6 años se puso de acuerdo con sus compañerxs de clase para llevar al día siguiente sus muñecos y juguetes y compartirlos y jugar; los hijos de sus madres, cuando Leo vació expectante la bolsa en que los llevaba, le espetaron decepcionados y burlones, casi asqueados: "¡Pero si sólo son piedras!"

[Espacio y tiempo para re-imaginar el hecho]


Aquél acontecimiento como estigma le reveló algo sobre sí mismo y sobre el mundo. Olvidarlo pudiera ser su mayor deseo. No olvidarlo ha sido una hazaña. El arte ¿que és entonces sino ese pasatiempo vital, a veces relajado, a veces compulsivo, que nos lleva por la espiral del deseo y el olvido?

Copilco, Ciudad Monstruo
Alicia Andares

El sábado 19 de julio, a las siete y media (7:30, 19:30) se inaugura "Matrimonio y mortaja", en la galería de Cisco:
Calle Tonala #19a, Barrio de El Cerrillo
San Cristobal de Las Casas, Chiapas Mexico

967 67 85727, art@studiocerrillo.com

www.studiocerrillo.com

Tuvalu

Me encantaría ver otra vez esta película

15 de julio de 2008

Cet amour
Si violent
Si fragile
Si tendre
Si désespéré
Cet amour
Beau comme le jour
Et mauvais comme le temps
Quand le temps est mauvais
Cet amour si vrai
Cet amour si beau
Si heureux
Si joyeux
Et si dérisoire
Tremblant de peur comme un enfant dans le noir
Et si sûr de lui
Comme un homme tranquille au millieu de la nuit
Cet amour qu faisait peur aux autres
Qui les faisait parler
Qui les faisait blêmir
Cet amour guetté
Parce que nous le guettions
Traqué blessé piétiné achevé nié oublié
Parce que nous l'avons traqué blessé piétiné achevé nié oublié
Cet amour tout entier
Si vivant encore
Et tout ensoleillé
C'est le tien
C'est le mien
Celui qui a été
Cette chose toujours nouvelle
Et qui n'a pas changé
Aussi vrai qu'une plante
Aussi tremblante qu'un oiseau
Aussi chaude aussi vivant que l'été
Nous pouvons tous les deux
Aller et revenir
Nous pouvons oublier
Et puis nous rendormir
Nous réveiller souffrir vieillir
Nous endormir encore
Rêver à la mort,
Nous éveiller sourire et rire
Et rajeunir
Notre amour reste là
Têtu comme une bourrique
Vivant comme le désir
Cruel comme la mémoire
Bête comme les regrets
Tendre comme le souvenir
Froid comme le marble
Beau comme le jour
Fragile comme un enfant
Il nous regarde en souriant
Et il nous parle sans rien dire
Et moi je l'écoute en tremblant
Et je crie
Je crie pour toi
Je crie pour moi
Je te supplie
Pour toi pour moi et pour tous ceux qui s'aiment
Et qui se sont aimés
Oui je lui crie
Pour toi pour moi et pour tous les autres
Que je ne connais pas
Reste là
Lá où tu es
Lá où tu étais autrefois
Reste là
Ne bouge pas
Ne t'en va pas
Nous qui sommes aimés
Nous t'avons oublié
Toi ne nous oublie pas
Nous n'avions que toi sur la terre
Ne nous laisse pas devenir froids
Beaucoup plus loin toujours
Et n'importe où
Donne-nous signe de vie
Beaucoup plus tard au coin d'un bois
Dans la forêt de la mémoire
Surgis soudain
Tends-nous la main
Et sauve-nous.

Jacques Prévert
murió casi un mes antes de que yo naciera

11 de julio de 2008

Historia trágica con final feliz - Regina Pessoa (con subs)


¡P i B! comienza a partir del incesante cuestionamiento vivencial por el que nos identificamos poco a poco las personas que, por varias razones, fuimos coincidiendo en tiempos y espacios conectados con el arte.

Nuestros motivos, para continuar dando rienda suelta a nuestros chabacanos análisis del arte, la política y la farándula existencial, parten de la necesidad de expandir nuestros espacio de relaciones afectivas a contextos y dinámicas quitadas de la pena como proyecto de vida que trasciende y tiene sentido al momento de ser expuesto.

La arbitrariedad subjetiva y alucinante de nuestra congregación está compuesta por individuos e intenciones varias, entre éstas: la promoción, producción e intercambio de proyectos independientes a través del diálogo, so pretexto de la intervención de espacios prestados que se suman al tránsito de nuestra conexión, sin temas ni ejes narrativos que encaucen una dirección.

Con nuestra fraternidad buscamos generar ideas que signifiquen y encuentren lugar entre nosotros, con énfasis en la interrelación que existe entre el creador, la propuesta visual y el espectador. correopib@gmail.com

El doctor de las casas... Hundertwasser; que todos tenemos derecho a la ventana y deber con el árbol.
Propone al árbol y las plantas como inquilinos.
Ellos "pagan su renta" con oxígeno, verdor y arreglando el clima.
Es una propuesta de vivienda bella y ecológicamente sustentable.
A mí me gusta; me hace soñar...

10 de julio de 2008

Poesía atroz, te amo de siempre,
Patees, silbes, muerdas o vueles
Bendita mía , pétalo santo, bendita mía, coño encharcado.
Mi yo eres tú, vamos al rastro,
Sangre de pálpitos belleza alada
Rompes mis ancas me traes de un alba
Rompes mis ancas me traes de un alba
Sin otra opción hurgo en tus astros a gatas
Escribo, meo, cojo, me embriago, bailo con ratas.
Sin otra opción hurgo en tus astros a gatas
Escribo, meo, cojo, me embriago, bailo con ratas.
De un sol obtuso, vidrio de barda,
No me regreses plasma gandalla
En ti soy otro, pulso mis ganas, en ti soy otro, ¡afilo mis garras!
No hay muerte, no hay calma, contigo, oleajes, lunas, Saharas
El riel de un hueco, los colmillos de un puerco
Sin otra opción hurgo en tus astros a gatas
Escribo, meo, cojo, me embriago, bailo con ratas.
Poesía atroz, te amo de siempre, patees, silbes, muerdas o vueles
Bendita mía , pétalo santo, bendita mía, coño encharcado.
Muevo el rostro, no escupo nada, mas te miro, soy tu delirio
Soy tu destello, eres mi hacha, soy tu destello,
poesía atroz eres mi hacha
Más alla de la poesía la rata ruge locamente sin retorno siempre el juego, el estado beligerante
flecha lanzada sin cesar a contracorriente
flecha lanzada sin cesar cara a cara de la muerte
más loca y más ansiosa de cerca, de lejos, convulsivamente y voz desgarradora
Sin otra opción hurgo en tus astros a gatas
Escribo, meo, cojo, me embriago, bailo con ratas.

devoción cherokee, de
mario santiago papasquiaro

9 de julio de 2008

8 de julio de 2008

LOS AGUAKATES

Descubrí a unxs mis varixs amigxs y conocidxs divirtiéndose en la musicadera...

EL PUEBLO DE JUANACATLÁN SE MERECE UN BUEN BLUES
Por un río sin cáncer
La contaminación de los ríos y aguas por parte de las industrias, coludidas con gobiernetes, como el de Jalisco:
Visite:
El compositor y vocalista del grupo Tragicomi-K, José Riaza, presentó un blues que describe con elocuencia la contaminación que sufre el río Santiago en las inmediaciones de los municipios de El Salto y Juanacatlán, en Jalisco.
La banda de rock Tragicomi-K presentó el video del blues «El puente de Juanacatlán», dirigido por el cineasta Jorge Riggen, e inmediatamente después entregaron una copia a representantes de diferentes grupos ciudadanos que pugnan por el saneamiento del río.
La canción está dedicada a la memoria de Miguel Ángel López Rocha, el niño que en febrero pasado perdiera la vida como consecuencia de las contaminadas aguas del Santiago. También a quienes actualmente padecen enfermedades por la polución que existe en la zona y desde luego a las familias que han perdido a seres queridos por la misma razón.
RÍOS PARA LA VIDA
NO PARA LA MUERTE

7 de julio de 2008

Sobre un amigo, amor de mi vida:
http://studiocerrillo.com/index.php?title=showpage&month=jul

Su blog: www.coletilandia.blogspot.com
:.
La escolástica empleaba con frecuencia los términos ente de razón fundado en lo real.
Esta frase nos puede ser útil.
Llevémosla a la poesía:
ente de imaginación fundado en lo real.
O si se prefiere, como yo lo prefiero: ente de razón fundado en lo irreal.

:..
Lo propio del sofista, según Aristófanes, es inventar razones nuevas.
Procuremos inventar pasiones nuevas, o reproducir las viejas con pareja intensidad.
Analizo una vez más esta conclusión, de raíz pascaliana,
la verdadera creencia está entre la superstición y el libertinaje.

:...
Mi imaginación tiene ojos de lince.

Lezama Lima

4 de julio de 2008

Youkali

C’est presqu’au bout du monde,
Ma barque vagabonde,
Errant au gré de l’onde,
M’y conduisit un jour.

L’île est toute petite,
Mais la fée qui l’habite
Gentiment nous invite
À en faire le tour.

Youkali,
C’est le pays de nos désirs,
Youkali,
C’est le bonheur, c’est le plaisir.

Youkali,
C’est la terre où l’on quitte tous les soucis,
C’est dans notre nuit
Comme une éclaircie,
L’étoile qu’on suit,
C’est Youkali.

Youkali,
C’est le respect de tous les voeux échangés.
Youkali,
C’est le pays des beaux amours partagés,
C’est l’espérance
Qui est au coeur de tous les humains,
La délivrance
Que nous attendons tous pour demain.

Youkali,
C’est le pays de nos désirs.
Youkali,
C’est le bonheur, c’est le plaisir,
Mais c’est un rêve, une folie,
Il n’y a pas de Youkali!

Et la vie nous entraîne,
Lassante, quotidiene.
Mais la pauvre âme humaine,
Cherchant partout l’oubli,

A, pour quitter la terre,
Su trouver le mystère
Où nos rêves se terrent
En quelque Youkali.

Youkali,
C’est le pays de nos désirs.
Youkali,
C’est le bonheur, c’est le plaisir,

Youkali,
C’est la terre où l’on quitte tous les soucis,
C’est dans notre nuit
Comme une éclaircie,
L’étoile qu’on suit,
C’est Youkali.
......
Ute Lemper
Youkali: tango - habanera, Kurt Weill - Roger Fernay

Hay una versión operística++, de Teresa Stratas... Ta chida también, y trae subtítulos en inglés

Vale la pena agarrar el diccionario francés-español... La letra es bellísima

buenísimas

Nouvelle Vague - Just Can't Get Enough

3 de julio de 2008

Documental de acción política

MiniVideo Documental Testimonio
Okupa artistico frente a la Fiscalia especial para delitos del pasado, México DF

Aparecen (se oyen, se ven o se sienten):

Paco Barrios, Alejandro Chávez, León Chávez Texeiro, Juan Pablo Villa, Muna Zul, Fernanda Martínez, Leticia Servín, Rodrigo Solís, Fernando Vigueras, Porfirio Almazán, Liliana García, Raúl Silva, Arturo López, Edgar Hog, Varinia Estrada, Norma López, La Lengua, El H Ruido, Radio Tendedero, Kloakas Komunikantes y varios colados más...

Si a usted le interesa el arte callejero, el arte efímero, el graffitti, el estencil, la cosa linda del arte plástico:

2 de julio de 2008

Los pájaros viven fundamentalmente entre los árboles y el aire y dado que sus sentimientos dependen de sus percepciones, el canto que emiten es el lenguaje transparente de su propio ser, quedando luego atrapados por él y haciendo que cada canto trace entonces un círculo mágico en torno a la especie a la que ellos pertenecen, un círculo del que no se puede huir, salvo para entrar en otro y así sucesivamente hasta la desaparición de cada pájaro en particular y en general hasta la desaparición y/o dispersión de toda la especie.

1 de julio de 2008

Pájaros
frente a mi ventana
Saltando de una antena
a otra
Cantando ahí
sobre sus hilos
Se echan a reír

Con su lenguaje transparente
En que no dicen nada

Lenguaje sin palabras
En que se comunican
Sin hablar

Pájaros

frente a mi ventana

Saltando de una antena
a otra
Bailando ahí
sobre sus hilos

Antes de caer

Santiago Chávez

palabras clave

lichesco (116) poemas de otros (95) lichi (69) música (69) Sobre política (60) posa proética o prosa poética o puta poésica (49) adherencias y definiciones o sólo dichos que hice míos (45) andares de ojo (35) anarquía o autonomía o autogestión (34) andares imagináricos (32) Minificción (28) andares de oído (26) amariega y desamoriunda (18) fem (17) Brasil (16) textos (15) andariega lichiámbula (14) bichos en la tierra (14) Sara Hebe (13) del diario de Lichiámbula (13) feminista (13) meterse en Honduras (13) video (12) Tea Moreno (11) antes de que nos muéramos (11) fotografía (11) infrarrealismo (11) bailología (10) cabriolas y machincuepas (10) luchas (10) convocaciones e invitatorias (9) Inglés (8) Latinoamérica (8) arte (7) Argentina (6) La Lengua (6) agua (6) libertarias (6) verde (6) verdor (6) Camus (5) Cavafis o Kavafis querido Constantino (5) Jacques Ranciere (5) Novo Pírez (5) autonomía (5) fiesta (5) mestiza en proceso de descolonización (5) papá (5) Castoriadis (4) Lichfrida Carles (4) One Hellmans o J.G. (4) colores (4) danza (4) portugués (4) textos de otrxs méxico (4) voy (4) Archipiélago de Nuncajamás (3) Bolaño (3) Cardoza y Aragón (3) Ejército de Corazones Rebeldes (3) JL Borges (3) Pedro Salinas (3) creación (3) dibujos (3) francés (3) hiphop (3) memoria (3) nueva lotería cósmica (3) rap (3) soberanía alimentaria (3) son pa' llevar (3) zapas (3) Andrés Eloy Blanco (2) BRECHT VERDAD (2) Blancas (2) Bolivia (2) Café Victoria (2) Girondo girando (2) Gonzalo Rojas (2) Julito (2) R. Kipling (2) Silvia Rivera Cusicanqui (2) Simón Rodríguez (2) W. Whitman (2) animación (2) demonio (2) documental (2) ecologías (2) ensayo (2) estampas (2) historia (2) libros (2) musica (2) papasquiaro (2) preguntas (2) psique (2) recomendación (2) rock (2) tecnologías (2) utopía (2) video documental musical (2) zorra (2) zorra infrarrealismo (2) árboles (2) Aimé Césaire (1) Alan Watts (1) Aleixandre (1) Alfredo Zitarrosa (1) Asia (1) Boaventura de Sousa Santos (1) Brassai (1) Bruno Latour (1) Chinoy (1) Chris Marker (1) Efraín Bartolomé (1) Enrique Lihn (1) Europa (1) Gioconda Belli (1) Gustavo Duch (1) Inayat Khan (1) J.E. Adoum (1) Jim Jarmusch (1) John Berger (1) Juan Gelman (1) Juan Luis Martínez (1) Jung (1) Osip Mandelstam (1) Palés Matos (1) Paraná (1) Pessoa (1) Pizarnik (1) Prévert (1) Ramón Méndez (1) Ramón Vera (1) Raúl Garduño (1) Roque Dalton (1) Soares (1) SoundCloud (1) Universidad (1) Uruguay (1) William Blake (1) Zitarrosa (1) agroecología (1) apertura (1) armonía (1) audio (1) brujería (1) campañas (1) canción (1) caos (1) cartón (1) cine (1) colach (1) collage (1) copia (1) decolonialidad (1) diego villaseñor (1) diseños alterados (1) documental musical portátil (1) estudio (1) ezetaeleene (1) fanzine (1) filosofía (1) fungi (1) hidroterapia (1) http://lichiambula.tumblr.com (1) lecturas (1) lengua (1) medios libres (1) memoria del futuro (1) mountruo (1) originalidad (1) palabraristas facebook (1) piedras (1) piratería (1) poética (1) presentaciones (1) radio (1) radio regeneración (1) ratgeb (1) redes sociales (1) rogelio dueñas (1) salud (1) storify (1) sufi (1) take away shows (1) tarantela (1) tersura_de_mi_candil (1) textos de amigxs (1) textos de otrxs (1) vida (1) Àfrica (1) Élisée Reclus (1)