"carnal me gusta el alma y con alma la carne", lezama lima

29 de septiembre de 2009

Apunte callejero, de Oliverio Girondo



En la terraza de un café hay una familia gris. Pasan unos senos bizcos buscando una sonrisa sobre las mesas. El ruido de los automóviles destiñe las hojas de los árboles. En un quinto piso, alguien se crucifica al abrir de par en par una ventana.

Pienso en dónde guardaré los quioscos, los faroles, los transeúntes, que se me entran por las pupilas. Me siento tan lleno que tengo miedo de estallar… Necesitaría dejar algún lastre sobre la vereda…

Al llegar a una esquina, mi sombra se separa de mí, y de pronto, se arroja entre las ruedas de un tranvía.



Oliverio Girondo ("Apunte callejero", en Obra completa, 1999) (Gracias a la Revista Descontexto)


12 de septiembre de 2009

2%? ¡Ni máis!

En Facebook: ¡Ni máis al 2%!"

MIGUEL CABILDO S. PROCESO.COM.MX Noticias / Nacional

MÉXICO, D.F., 11 de septiembre (apro).- Las redes sociales electrónicas como Facebook, se están convirtiendo en el medio idóneo para la difusión masiva de mensajes, lo mismo para satanizar que para apoyar algunas causa o tema. Tal es el caso, del festejo por la Independencia de México.

         Hoy, a través de la red, los jóvenes se preguntan "¿Qué habría que festejar este 15 de septiembre? Ellos mismos se contesta: "parece que nada".

De nueva cuenta las páginas de Facebook se han llenado de reclamos y gritos de desesperanza, que invitan a la movilización. El motivo: la propuesta económica del presidente Felipe Calderón.

"Hoy decimos con indignación: ¡Ni máis al  2%!"

         Daniel Durini proclama que "Nuestra bandera está de luto".

"A un año de las celebraciones del bicentenario del grito de Independencia y de la Revolución Mexicana nos preguntamos: ¿Hay acaso algo que celebrar? La respuesta es no. 

"Vemos con horror y tristeza cómo el mal gobierno está dispuesto a sacrificar por igual a las generaciones jóvenes, las que no encuentran trabajo, que las garantías mínimas de seguridad o cualquier perspectiva hacia un futuro mejor.

"Vemos cómo la mentira mediática se difunde por todos los rincones de la República inundando nuestras realidades de falsas alarmas, de eventos tan espectaculares como increíbles, de cortinas de humo que no hacen más que medrar el intercambio de ideas, la discusión, la participación ciudadana activa.

"Vemos un gobierno incapaz de darle a sus ciudadanos cuentas claras acerca de sus reservas petroleras, y es evidente que ha habido un constante e ininterrumpido ataque sistematizado en contra de la productividad del campo mexicano.

"Vemos un gobierno que desampara a sus conciudadanos lanzando a millones, con el beneplácito propio de su egoísmo y la vista puesta en la entrada del capital proveniente de remesas, al incierto futuro de la emigración. El exilio voluntario, en el que la mayoría no encuentra más que una vida de explotación, sin reconocimiento de sus derechos más básicos ni garantías de ningún tipo, es la única opción que existe, lo mismo para personas con un cierto nivel educativo que para quien no puede sembrar la tierra porque no cuenta con los insumos básicos. 

"Vemos, como siempre, firmas de tratados donde México lleva la desventaja más grande. Todo esto, además, en un país de riquezas invaluables, tanto culturales, como naturales que se encuentran en manos equivocadas que, en vez de invertir en infraestructura, prefiere buscar únicamente el beneficio de quien ya es, de por sí, beneficiado. 

Y puntualiza que salir de la gran crisis, social económica y política ya no es una responsabilidad del gobierno, es responsabilidad de cada uno de sus ciudadanos y ciudadanas.

         Por ello, subraya que este 15 de septiembre no tenemos nada que celebrar, e invita a portar un moño púrpura en las banderas mexicanas:

         "Si estás de acuerdo, pasa la información, solidarízate y reenvíala. Desobediencia Civil." 

Andrea Reyes Elizondo responde: "Este 15 de septiembre: dignidad, protesta, ya basta", propone: "Porta un moño púrpura con la bandera mexicana en señal de luto al que nos condena este mal gobierno, el gobierno plutócrata y voraz, el del neoliberalismo en picada... el de la destrucción…"

         Para Aline Aznar, México está de luto. No hay nada que celebrar e invita a unirse a esta protesta "por el mal gobierno, los diputados y senadores que lo único que quieren es vernos la cara y no saben hacer su trabajo".

Isabel León, simplemente dice que se pondrá el moño, al igual Rosa Morales Franco.

Aline Aznar pregunta: ¿Sólo por curiosidad, alguien sabe xq se escogió púrpura? "No se de dónde lo voy a sacar!!! Pero de q estoy de acuerdo, estoy de acuerdo!!!". Ana Rodríguez Baños, dice "me sumo al moño"

         Para otros el color es lo de menos. Por ejemplo Natalia González Ortiz apunta: "púrpura, morado, negro... cualquier cosa que exprese que estamos de luto no de fiesta".

Daniel Durini dice que el color del luto es cosa de cada quién. Lo importante es el mensaje. ¿Sugerencias de acciones futuras?

Y de inmediato Lizette Jacinto propone armar unos videos, lúdicos, mordaces sobre las "realidades surrealistas mexicanas", difundirlos, discutirlos... ¿cómo ves?

         ¿Qué habría que festejar este 15 de Septiembre?

--
Para suscribirte a esta protesta ve a:
+2%? ¡Ni máis! en Facebook

9 de septiembre de 2009

8 de septiembre de 2009

Estación La Raza - Fotografía - Graffitti de San Cristóbal de Las Casas

Pase a conocer una chido expo sobre los graffiteros de San Cris, expresión de resistencia gráfica callejera, o sea artística y popular, autónoma, joven....

Pásele, pásele

http://estacionlaraza.org/blog/

Conoce la fotografía de Luis Aguilar y el blog de Estación La Raza

4 de septiembre de 2009

Al chile...


El que quiera luchar hoy 
contra la mentira y la ignorancia 
y escribir la verdad 
tendrá que vencer por lo menos cinco dificultades. 
Tendrá que tener el valor de escribir la verdad 
aunque se la desfigure por doquier; 
la inteligencia necesaria para descubrirla; 
el arte de hacerla manejable como un arma; 
el discernimiento indispensable para difundirla.
Tales dificultades son enormes para los que escriben 
bajo el fascismo, 
pero también para los exiliados y los expulsados, 
y para los que viven en las democracias burguesas.

2 de septiembre de 2009

desmadrugadora

tengo pendientes
de trabajo, de amor, de casa, familia, propiedad privada y hasta del Estado
--¡todo me ocupa!--
mi cabeza escapa y vuelve
o sea que el día ciclotón me cansa y me marea
y al mismo tiempo me prende, me levanta
cuando el interné me inyecta el cerebro con sus posibilidades
me subo upstairs to heaven
y todo esto --debo aclarar-- con sólo una coca-cola de por medio
que resultó ser menos que un problema, pero toda una temática
voy hacia mis contradicciones
quiero a mi país?
qué es mi país?
nos machacamos tanto pinche nacionalismo de escolta los lunes y partido futbolero
que ya no se oye hablar del país más que en el lenguaje de los políticos y los masmediáticos
y quién sabe qué habremos de apuntalar, qué noción de patria
para volver acá
donde estamos nosotros
como seamos
con los otros y los nuestros
el pueblo
otra palabra mayugada
pero como la fruta
rica en texturas
yo sigo creyendo lo que creo
que el pueblo debe unirse
a pesar de que ha sido muchas veces vencido
porque si no sólo nos queda la anomia social atomizadora de individuos posmodernos parásitos del éxito
qué impulso de huir, volar, evadir, enfrentar, rotar, revolucionar, hacer explotar, hibernar
retirarse
o hasta jubilarse (pero cómo, ¿a los 32?)
lo que sea menos este letargo masificado
de todos modos todos los días gritado
asfixiado
asfixiante
la ciudad
¡qué asco de gobernantes!
y los pequeños esfuerzos
siempre esforzarse, en pequeño, significa aunque sea un rato partirse el lomo, la madre
pa' qué?
pa' no ser además un criticón frustado, una huevona dicharachera
esforzarse, para emular a Gandhi que decía "el esfuerzo total es la victoria total"
ay, entonces uno tan pequeño
y la colectiva, y la boletina... todo el día leyendo experiencias femeninas sobre nuevas identidades sexo/genéricas
y entonces muchas palabras ahora son femeninas
me gusta
inventar
los palabros
y las enunciadas
la idioma Inglich
con que ahora canto "The lit'l mórnings" 
a mis ameus...
Eso inventar el lenguaje otra vez, diariamente
como dicen
"machucar las palabras"
apalabra abra lapa

Soy una escritora automática sin remedio.
Y estoy cansada de no encontrar centro.
Me pica mi país de adentro de mi cabezota

--
"Dejémoslo todo nuevamente"

1 de septiembre de 2009

Llamado a Hablar Mal de México, D. Dresser

Por Denisse Dresser / Encuentro29.com

Día de publicación: 2009-08-31 /

Hace unos días, el presidente Felipe Calderón criticó a los críticos y convocó a hablar bien de México: Hablar bien de México, de las ventajas que México tiene, es la manera de construir, precisamente, el futuro del país.
Y de allí, siguiendo su propio exhorto, pasó a congratularse porque la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes aquí es más baja que en Colombia, Brasil, El Salvador o Nueva Orleáns. Las ventajas de México quedarán claras cuando decidamos hablar bien del país, concluyó.
Te escribo ahora para pedirte, lector o lectora, que hagas exactamente lo contrario a lo que el presidente exige. Te escribo ahora para recordarte que el estoicismo, la resignación, la complicidad, el silencio y la impasibilidad de tantos explican por qué un país tan majestuoso como México ha sido tan mal gobernado.
Es la tarea del ciudadano, como lo apuntaba Günter Grass, vivir con la boca abierta. Hablar bien de los ríos claros y transparentes, pero hablar mal de los políticos opacos y tramposos; hablar bien de los árboles erguidos y frondosos pero hablar mal de las instituciones torcidas y corrompidas; hablar bien del país pero hablar mal de quienes se lo han embolsado.
El oficio de ser un buen ciudadano parte del compromiso de llamar a las cosas por su nombre:
-De descubrir la verdad aunque haya tantos empeñados en esconderla.
-De decirle a los corruptos que lo han sido;
-de decirle a los abusivos que deberán dejar de serlo;
-de decirle a quienes han expoliado al país que no tienen derecho a seguir haciéndolo;
-de mirar a México con la honestidad que necesita;
-de mostrar que somos mejores que nuestra clase política y no tenemos el gobierno que merecemos.
-De vivir anclados en la indignación permanente: criticando, proponiendo, sacudiendo.
-De alzar la vara de medicina.
-De convertirnos en autor de un lenguaje que intenta decirle la verdad al poder.
Porque hay pocas cosas peores, como lo advertía Martin Luther King, que el apabullante silencio de la gente buena. Ser ciudadano requiere entender que la obligación intelectual mayor es rendirle tributo a tu país a través de la crítica.
Ahora bien, ser un buen ciudadano en México no es una tarea fácil. Implica tolerar los vituperios de quienes te exigen que te pases el alto, cuando insistes en pararte allí. Implica resistir las burlas de quienes te rodean cuando admites que pagas impuestos, porque lo consideras una obligación moral. Lleva con frecuencia a la sensación de desesperación ante el poder omnipresente de los medios, la gerontocracia sindical, los empresarios resistentes al cambio, los empeñados en proteger sus privilegios.
Aun así me parece que hay un gran valor en el espíritu de oposición permanente y constructiva versus el acomodamiento fácil. Hay algo intelectual y moralmente poderoso en disentir del statu quo y encabezar la lucha por la representación de quienes no tienen voz en su propio país.
Como apunta el escritor J. M. Coetzee, cuando algunos hombres sufren injustamente, es el destino de quienes son testigos de su sufrimiento padecer la humillación de presenciarlo.
Por ello se vuelve imperativo criticar la corrupción, defender a los débiles, retar a la autoridad imperfecta u opresiva.
Por ello se vuelve fundamental seguir denunciando las casas de Arturo Montiel y los pasaportes falsos de Raúl Salinas de Gortari y las mentiras de Mario Marín y los abusos de Carlos Romero Deschamps y el escandaloso Partido Verde y los niños muertos de la guardería ABC y los cinco millones de pobres más.
No se trata de desempeñar el papel de quejumbroso y plañidero o erigirse en la Casandra que nadie quiere oír.
No se trata de llevar a cabo una crítica rutinaria, monocromática, predecible.
Más bien, un buen ciudadano busca mantener vivas las aspiraciones eternas de verdad y justicia en un sistema político que se burla de ellas.
Sabe que el suyo debe ser un papel puntiagudo, punzante, cuestionador.
Sabe que le corresponde hacer las preguntas difíciles, confrontar la ortodoxia, enfrentar el dogma.
Sabe que debe asumirse como alguien cuya razón de ser es representar a las personas y a las causas que muchos preferirán ignorar.
Sabe que todos los seres humanos tienen derecho a aspirar a ciertos estándares decentes de comportamiento de parte del gobierno.
Y sabe que la violación de esos estándares debe ser detectada y denunciada hablando, escribiendo, participando, diagnosticando un problema o fundando una ONG para lidiar con él.
Ser un buen ciudadano en México es una vocación que requiere compromiso y osadía:
-Es tener el valor de creer en algo profundamente y estar dispuesto a convencer a los demás sobre ello.
-Es retar de manera continua las medias verdades, la mediocridad, la corrección política, la mendacidad.
-Es resistir la cooptación.
-Es vivir produciendo pequeños shocks y terremotos y sacudidas. Vivir generando incomodidad. Vivir en alerta constante. Vivir sin bajar la guardia. Vivir alterando, milímetro tras milímetro, la percepción de la realidad para así cambiarla. Vivir, como lo sugería George Orwell, diciéndoles a los demás lo que no quieren oír.
Quienes hacen suyo el oficio de disentir no están en busca del avance material, del avance personal o de una relación cercana con un diputado o un delegado o un presidente municipal o un secretario de Estado o un presidente. Viven en ese lugar habitado por quienes entienden que ningún poder es demasiado grande para ser criticado.
El oficio de ser incómodo no trae consigo privilegios ni reconocimiento ni premios ni honores. Uno se vuelve la persona que nadie sabe en realidad si debe ser invitado, o el colaborador de una revista a la cual le recortan la publicidad.
Pero el ciudadano crítico debe poseer una gran capacidad para resistir las imágenes convencionales, las narrativas oficiales, las justificaciones circuladas por televisoras poderosas o presidentes porristas.
La tarea que le toca –que te toca– precisamente es la de desenmascarar versiones alternativas y desenterrar lo olvidado. No es una tarea fácil porque implica estar parado siempre del lado de los que no tienen quien los represente, escribe Edward Said.
Y no por idealismo, sino por el compromiso con formar parte del equipo de rescate de un país secuestrado por gobernadores venales y líderes sindicales corruptos y monopolistas rapaces.
Aunque la voz del crítico es solitaria, adquiere resonancia en la medida en la que es capaz de articular la realidad de un movimiento o las aspiraciones de un grupo. Es una voz que nos recuerda aquello que está escrito en la tumba de Sigmund Freud en Viena: la voz de la razón es pequeña pero muy persistente.
Vivir así tiene una extraordinaria ventaja: la libertad. El enorme placer de pensar por uno mismo.
Eso que te lleva a ver las cosas no simplemente como son, sino por qué llegaron a ser de esa manera. Cuando asumes el pensamiento crítico, no percibes a la realidad como un hecho dado, inamovible, incambiable, sino como una situación contingente, resultado de decisiones humanas.
La crisis del país se convierte en algo que es posible revertir, que es posible alterar mediante la acción decidida y el debate público intenso. La crítica se convierte en una forma de abastecer la esperanza en el país posible.
Hablar mal de México se vuelve una forma de aspirar al país mejor.
Esta es una posición vital extraordinariamente útil pero heterodoxa en un lugar que cambia, pero muy lentamente, debido la complicidad de sus habitantes y sus gobernantes. Porque hay tantos que parten de la premisa: así es México.
Tantos que parten de la inevitabilidad. Tantos que parten de la conformidad. Ya lo decía Octavio Paz: Y si no somos todos estoicos e impasibles como Juárez y Cuauhtémoc al menos procuramos ser resignados, pacientes y sufridos.
La resignación es una de nuestras virtudes populares. Más que el brillo de nuestras victorias nos conmueve nuestra entereza ante la adversidad. Allí esta nuestro conformismo con la corrupción cuando es compartida.
Nuestra propensión a compararnos hacia abajo y congratularnos como lo hace Felipe Calderón –porque por lo menos México no es tan violento como la ciudad de Nueva Orleáns.
Ante esa propensión al conformismo, te invito a hablar mal de México:
-A formar parte de los ciudadanos que se rehúsan a aceptar la lógica compartida del por lo menos.
-A los que ejercen a cabalidad el oficio de la ciudadana crítica.
-A los que alzan un espejo para que un país pueda verse a sí mismo tal y como es.
-A los que dicen no.
-A los que resisten el uso arbitrario de la autoridad.
-A los que asumen el reto de la inteligencia libre.
-A los que piensan diferente.
-A los que declaran que el emperador está desnudo.
-A los que se involucran en causas y en temas y en movimientos más grandes que ellos mismos.
-A los que en tiempos de grandes disyuntivas éticas no permanecen neutrales.
-A los que se niegan a ser espectadores de la injusticia o la estupidez.
-A los que critican a México porque están cansados de aquello que Carlos Pellicer llamó el esplendor ausente.
-A los que cantan en la oscuridad porque es la única forma de iluminarla.

palabras clave

lichesco (116) poemas de otros (95) lichi (69) música (69) Sobre política (60) posa proética o prosa poética o puta poésica (49) adherencias y definiciones o sólo dichos que hice míos (45) andares de ojo (35) anarquía o autonomía o autogestión (34) andares imagináricos (32) Minificción (28) andares de oído (26) amariega y desamoriunda (18) fem (17) Brasil (16) textos (15) andariega lichiámbula (14) bichos en la tierra (14) Sara Hebe (13) del diario de Lichiámbula (13) feminista (13) meterse en Honduras (13) video (12) Tea Moreno (11) antes de que nos muéramos (11) fotografía (11) infrarrealismo (11) bailología (10) cabriolas y machincuepas (10) luchas (10) convocaciones e invitatorias (9) Inglés (8) Latinoamérica (8) arte (7) Argentina (6) La Lengua (6) agua (6) libertarias (6) verde (6) verdor (6) Camus (5) Cavafis o Kavafis querido Constantino (5) Jacques Ranciere (5) Novo Pírez (5) autonomía (5) fiesta (5) mestiza en proceso de descolonización (5) papá (5) Castoriadis (4) Lichfrida Carles (4) One Hellmans o J.G. (4) colores (4) danza (4) portugués (4) textos de otrxs méxico (4) voy (4) Archipiélago de Nuncajamás (3) Bolaño (3) Cardoza y Aragón (3) Ejército de Corazones Rebeldes (3) JL Borges (3) Pedro Salinas (3) creación (3) dibujos (3) francés (3) hiphop (3) memoria (3) nueva lotería cósmica (3) rap (3) soberanía alimentaria (3) son pa' llevar (3) zapas (3) Andrés Eloy Blanco (2) BRECHT VERDAD (2) Blancas (2) Bolivia (2) Café Victoria (2) Girondo girando (2) Gonzalo Rojas (2) Julito (2) R. Kipling (2) Silvia Rivera Cusicanqui (2) Simón Rodríguez (2) W. Whitman (2) animación (2) demonio (2) documental (2) ecologías (2) ensayo (2) estampas (2) historia (2) libros (2) musica (2) papasquiaro (2) preguntas (2) psique (2) recomendación (2) rock (2) tecnologías (2) utopía (2) video documental musical (2) zorra (2) zorra infrarrealismo (2) árboles (2) Aimé Césaire (1) Alan Watts (1) Aleixandre (1) Alfredo Zitarrosa (1) Asia (1) Boaventura de Sousa Santos (1) Brassai (1) Bruno Latour (1) Chinoy (1) Chris Marker (1) Efraín Bartolomé (1) Enrique Lihn (1) Europa (1) Gioconda Belli (1) Gustavo Duch (1) Inayat Khan (1) J.E. Adoum (1) Jim Jarmusch (1) John Berger (1) Juan Gelman (1) Juan Luis Martínez (1) Jung (1) Osip Mandelstam (1) Palés Matos (1) Paraná (1) Pessoa (1) Pizarnik (1) Prévert (1) Ramón Méndez (1) Ramón Vera (1) Raúl Garduño (1) Roque Dalton (1) Soares (1) SoundCloud (1) Universidad (1) Uruguay (1) William Blake (1) Zitarrosa (1) agroecología (1) apertura (1) armonía (1) audio (1) brujería (1) campañas (1) canción (1) caos (1) cartón (1) cine (1) colach (1) collage (1) copia (1) decolonialidad (1) diego villaseñor (1) diseños alterados (1) documental musical portátil (1) estudio (1) ezetaeleene (1) fanzine (1) filosofía (1) fungi (1) hidroterapia (1) http://lichiambula.tumblr.com (1) lecturas (1) lengua (1) medios libres (1) memoria del futuro (1) mountruo (1) originalidad (1) palabraristas facebook (1) piedras (1) piratería (1) poética (1) presentaciones (1) radio (1) radio regeneración (1) ratgeb (1) redes sociales (1) rogelio dueñas (1) salud (1) storify (1) sufi (1) take away shows (1) tarantela (1) tersura_de_mi_candil (1) textos de amigxs (1) textos de otrxs (1) vida (1) Àfrica (1) Élisée Reclus (1)